¿Cuando utilizar la Electroerosión?

¿Cuando utilizar la Electroerosión?


La electroerosión para precisión: el mecanizado por electroerosión

Cuando se requiere precisión, tolerancias muy cerradas y un acabado superficial muy bueno la solución es utilizar un sistema de electroerosión ya sea de penetración o de hilo, en donde se utilizan descargas eléctricas para arrancar las partículas de la pieza.

 

Este proceso que por la tecnología que utiliza se llama también Mecanizado por Descarga Eléctrica, se utiliza para cortar materiales que son sumamente duros como aceros inoxidables o el D2, por lo que requieren un proceso distinto al centro de maquinado porque las herramientas de corte con insertos no pueden cortar el material, además de causar un desgaste en las herramientas por la dureza del material a cortar; haciendo el proceso totalmente ineficiente.

 

En el mecanizado por electroerosión por penetración se carga positivamente la pieza que quiere cortarse y el electrodo -usualmente de grafito- es cargado negativamente. Cuando estas piezas se acercan a centésimas de milímetros una de la otra, se crea una serie de rápidos pulsos eléctricos, haciendo que el material sea derretido. El mismo proceso se repite en la electroerosión por hilo, pero el mecanismo utiliza un hilo de molibdeno o de latón, en lugar de electrodo.

 

Para tener mayor precisión, la descarga eléctrica de la máquina se produce alrededor de 250,000 veces por segundo y la frecuencia e intensidad debe de ser muy estable para que se forme la pieza requerida.

 

Mayor precisión y menores dimensiones

 

Si la pieza que se requiere tiene esquinas muy agudas, se prefiere la electroerosión por hilo ya que este material puede crear perfectamente estas dimensiones. Cuando el hilo es expuesto a la pieza, se desgasta y puede perder precisión en el mecanizado; por eso en la máquina Accutex, el hilo sale de una boquilla superior y es recibida por una boquilla inferior, avanzando con el propósito de que el mismo segmento de hilo sea utilizado sólo una vez para después ser depositado en un estanque como desperdicio.

 

Para aumentar la precisión de la pieza, el material debe estar sumergido en un dieléctrico, usualmente una resina vertida en agua destilada. Al estar la pieza totalmente bajo el fluido, la transferencia de energía es aún más estable y exacta, perfeccionando aún más el proceso de la electroerosión.


Algunos de los productos fabricados por electroerosión son los moldes para inyección de plástico o aluminio; dados, punzones para procesos de troquelado, entre muchos otros. 


< Regresar a Noticias